Republica Dominicana
  • Está aquí:  
  • Inicio /
  • Noticias /
  • Sistema de innovación: clave de la productividad en el sector industrial de RD

Sistema de innovación: clave de la productividad en el sector industrial de RD

Sistema de innovación: clave de la productividad en el sector industrial de RD

RD patenta cinco veces menos que lo que correspondería a su población y riqueza

14 de marzo 2019, Santo Domingo._ “Para las empresas sobrevivir requieren nuevos planteamientos y un marco de mejora continua, incluyendo el marco legal en que impulsan la innovación, investigación y desarrollo. Las empresas necesitan dotarse de nuevas capacidades, haciéndose capaces de dar respuestas estratégicas y sostenibles a estos retos”, expresó Celso Juan Marranzini, presidente de la Asociación de Industrias de la República Dominicana (AIRD).

Marranzini, quien habló en el taller “Innovación para la Competitividad - Marco Legal y Políticas Públicas”, organizado por la Oficina Nacional de la Propiedad Industrial (ONAPI), el Consejo Nacional de Competitividad y la AIRD.

Expresó que parte de las respuestas son internas a las empresas, pero otras requieren la existencia de un marco legal y de políticas públicas que favorezcan la Investigación, Desarrollo e Innovación. Un marco que se enfoque en las industrias como pilar del desarrollo sostenible de la nación, como punta de lanza de las exportaciones y generación de empleos de cada vez mayor calidad, como soporte de la innovación.

“Sin duda alguna, este tipo de marco sería uno de los mejores aportes, sino el mejor, de los Estados a la competitividad empresarial. Un aporte a un ecosistema favorable a la inversión privada, a la alianza entre actores públicos y privados”, explicó.

El taller tuvo representación del sector público y privado, así como de la Academia y contó con las conferencias magistrales de Eduardo Bitrán Colodro y Maximiliano Santa Cruz Scantlebury. También hicieron uso de la palabra Rafael Paz, director ejecutivo de COMPETITIVIDAD y Ruth Alexandra Lockward, directora de la Oficina Nacional de Propiedad Industrial (ONAPI).

Rafael Paz, director ejecutivo de COMPETITIVIDAD, señaló que la innovación y su desarrollo no se limitan solo a la relación universidad-empresa, sino que de igual manera se realiza adentro de las empresas y en sus procesos empresariales, y en este caso, desde el Estado dominicano, el interés es lograr articular una estrategia de innovación que se convierta en uno de los pilares del aumento de la productividad país, precisamente para que las marcas y productos dominicanos puedan competir con mayor robustez y con mayor fuerza en los mercados internacionales y que eso se traduzca en bienestar para nuestros ciudadanos, para nuestra economía y como no, parte de eso es crecimiento y competitividad, todo lo que estamos haciendo juntos en esta alianza público-privada.

Asimismo, Paz recalcó que “vamos a ir avanzando en todo una agenda de transformación para que República Dominicana pueda ser dotada de toda una nueva estrategia para la promoción de la innovación en la economía nacional”.

 

La trampa de los países de ingreso medio

Bitrán explicó que los países de ingresos medios caen en lo que consideró una trampa, no logrando reducir la brecha de bienestar que los separa de países desarrollados. Muy pocos países lo han logrado y en América Latina, ninguno. Países que aumentan sus ingresos, aumentan sus remuneraciones y si se quedan pegados a nivel productivo en la etapa en que eran países de bajos ingresos, entonces no pueden competir con los países más pobres que tienen mano de obra muy barata.

“La clave es la productividad, que sigue muy baja y, además, retroceden respecto a los países desarrollados”, expresó. Aseguró que en el caso dominicano se reduce la contribución del aumento de productividad en los últimos años y se tiende a un comportamiento de la Inversión Extranjera Directa en zonas francas y turismo como enclaves con segmentación y escaso encadenamiento con la economía doméstica.

En el Índice Global de Innovación (2018), República Dominicana aparece ubicada en el lugar 82. Los factores críticos para el país son: instituciones (lugar 99), capital humano (90), dinámica empresarial (90) y capacidad de innovación (94), colocando al país detrás de naciones como Chile (33), México (46), Costa Rica (55), Colombia (60) y Panamá (64).

Enfatizó que la estrategia para innovar de una empresa dependerá de su distancia de lo que llamó “frontera tecnológica” y que las empresas que se encuentran lejanas a esta frontera están llamadas a adaptar tecnologías ya disponibles en otros mercados, importar tecnologías que mejoren la productividad y la competitividad, incorporar bienes de capital avanzados e incorporar mejores prácticas, mediante programas de “extensionismo tecnológico”, los cuales buscan apoyar la modernización tecnológica productiva y facilitar mejoras sostenidas de la productividad.

En ese sentido, explicó que los programas de extensionismo tecnológico deben disponer de mecanismos destinados a estimular a las empresas a adquirir, mejorar y absorber tecnologías y capacidades para estimular la innovación, sea de productos, de procesos o de organización.

 

Santa Cruz Scantlebury: rezagados en patentes

Latinoamérica y el Caribe representan el 8,5% de la población mundial y el 7,7% del PIB mundial. Registra un 5,8% de las marcas a nivel mundial, pero solo un 0,44% de las solicitudes de patentes, explicó Maximiliano Santa Cruz Scantlebury, quien es asesor en el diseño de estrategias de propiedad intelectual, innovación y transferencia tecnológica, evidenciando así el rezago en que se encuentra esta región.

El experto indicó que mundialmente las solicitudes de patentes crecieron 5.4% entre 2007 y 2017, mientras que, en Latinoamérica, en ese período, decrecieron 0.1%.

Al presentar los datos relativos a República Dominicana, dijo que el país representa el 1.68% de la población y el 1,41% del PIB latinoamericano, sin embargo, sólo da origen a 0,3% de las solicitudes de patentamiento de Latinoamérica, que equivale a 5 veces menos de lo que le correspondería en razón de su población y riqueza.

Afirmó que las empresas no fomentan o desarrollan el uso de la Propiedad Intelectual por diversos motivos, entre los cuales citó: desconocimiento, falta de comprensión, falta de experticia y preocupación por costos. Consideró que la Propiedad Intelectual es algo más que un registro, pues permite mantener el control sobre las creaciones de un país, crear identidad y diferenciación de productos y servicios, obtener inteligencia competitiva, asegurar la libertad para operar y segmentar mercados. Además, asegura a las empresas la posibilidad de obtener ganancias mediante el licenciamiento, venta, franquicias y otros tipos de comercialización, así como obtener financiamiento y capital de riesgo, incrementar su valor comercial, abrir mercados e involucrarse en colaboraciones con otras instituciones.

 

Conferencistas:

Eduardo Bitran Colodro, ingeniero civil y doctor en Economía. Vicepresidente ejecutivo de CORFO que impulsa la transformación de las escuelas de Ingeniería y el sistema de transferencia tecnológica de las Universidades al sector productivo.

Maximiliano Santa Cruz Scantlebury quien es asesor en el diseño de estrategias de propiedad intelectual, innovación y transferencia tecnológica para que empresas, universidades y gobiernos agreguen valor, creen identidad y generen ventajas competitivas. Es, además, uno de los tres árbitros en la disputa sobre propiedad intelectual y transferencia tecnológica entre EEUU y China en la Organización Mundial del Comercio. Dirigió el Instituto Nacional de Propiedad Industrial (INAPI), la oficina de marcas y patentes de Chile, durante nueve años, desde el año de su creación en 2009 hasta octubre de 2018.



Comparte y comenta





Tamaño letra

Contraste

Otros